Vida de Ubrut, encargado de mantenimiento

Hace poco más de un año presentamos en nuestras salas Viñetas desbordadas, un cómic de exposición para el que Max concibió tres historias que se desplegaron por las paredes de las plantas baja y primera del museo, así como en la escalera que las comunica. El protagonista de la primera de ellas era Ubrut, un personaje que nació en esa ocasión. Basado en el Ubú de Jarry, Ubrut salía de un libro para cuidar la línea que atravesaba parte del edificio; caminaba sobre ella con su rastrillo y su cubo, canturreaba, rellenaba socavones y se preocupa de solucionar cualquier incidencia para tener la línea impecable: su trabajo era tan preciso como las instrucciones que le dejó su jefe. Acabada la exposición, los vinilos que trazaron su historia fueron retirados y Ubrut salió de escena. Sin embargo, sus días no acabaron allí: Max ha seguido imaginando gags y situaciones protagonizadas por él, ramificadas en varias subeseries.

A partir de hoy, para amenizar este blog durante unos cuantos domingos (siguiendo la vieja tradición de la tira dominical que dio nacimiento, en el contexto de la prensa, al cómic como lo conocemos), Ubrut vuelve al Guerrero para continuar el relato gráfico de su vida como encargado de mantenimiento de la línea.

Para ver a Ubrut en acción, visita nuestro blog .