En efecto, la pintura de Luis Gordillo constituye una experiencia en sí misma, y de alguna manera tiene una transversalidad orgánica y organicista, que a veces resulta demoledora por su estricto rigor. Esa idea de coherencia interna y de transversalidad es la que ha querido mantener como centralidad teórica Confesión general, también para poner de relieve que la pintura de Luis Gordillo mantiene, aparte de una relación intergeneracional, una lección de vida artística para artistas, mientras abría simultáneamente un espacio de gozo estético para entender la pintura cono una síntesis visual, más allá de  las banalizadas polémicas entre abstracción-figuración que coparon gran parte de los debates artísticos y también aquellos más propiamente artístico-sociales que tenían lugar en la esfera de lo popular y lo mediático hasta bien entrados los años 2000.

Santiago Olmo

  • Autor/es: Juan Antonio Aguirre, Juan Antonio Álvares Reyes, Aurora García, Simón Marchán Fiz, Luis F. Martínez Montiel y Santiago Olmo.
  • Edita: DIPUTACIÓN DE GRANADA. Centro José Guerrero. JUNTA DE ANDALUCÍA. CONSEJERÍA DE CULTURA. CAAC. Patronato de la Alhambra y Generalife. DIPUTACIÓN FORAL DE GUIPÚZCOA. Sala de exposiciones de Koldo Mitxelena. XUNTA DE GALICIA. Centro Galego de Arte contemporáneo.
  • 2017
  • Edición en español y en inglés
  • 290 páginas
  • 22 x 28 cm
  • Ilustrado en color
  • Rústica con solapas
  • 978-84-7807-577-5
  • 22 €